Lanzan el partido político de las favelas en Brasil

El Frente Brasil Favela planea presentarse en las elecciones de 2018 para lo cual solicitará su reconocimiento como partido cuya plataforma combina votos y "rebelión".

El Frente Brasil Favela planea presentarse en las elecciones de 2018 para lo cual solicitará su reconocimiento como partido cuya plataforma combina votos y “rebelión”. Las autoridades del Frente Brasil Favela entregarán este mes un pedido para ser reconocido como partido ante el Tribunal Superior Electoral, informó ayer la prensa de Río de Janeiro.

Mientras tanto los activistas del Frente comenzaron a recolectar firmas en 30 mil mesas instaladas en favelas de varios estados con las que esperan obtener la personería para disputar los comicios de octubre de 2018.

En los puntos de recolección de firmas fueron colocados afiches con una estética disonante con las costumbres políticas tradicionales.

Los afiches muestran a un joven cuyo rostro está cubierto por un pasamontañas rojo al lado del cual se lee “favelados revélense contra su marginación”. Los censos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas indicaron que en esas colectividades se registran los índices más altos de violencia, y que éstos tiene por víctimas preferenciales a los jóvenes afro-descendientes.

Por cierto la marginación urbana que se materializa en las favelas está ligada a la exclusión económica, a la falta de oportunidades y a diversas formas de racismo encubierto que se arrastran en el país que abolió la esclavitud en 1888, el último de las Américas.

Uno de los fundadores del Frente Brasil Favelas fue Anderson Quack, que desarrolló un trabajo social en las “ciudades satélites”, que es el nombre dado a las barriadas marginalizadas deel entorno de la capital federal Brasilia.

En las favelas vive el grueso de “la población negra de Brasil, en las favelas viven 15 millones de personas, tenemos el tamaño de Bolivia y nuestro Producto Bruto es como el de Paraguay, pero no recibimos la debida atención del poder público” dijo Quack.

Los más entusiastas seguidores del Frente sostienen que pueden ser uno de los partidos más importantes del país si obtuvieran los votos de todos los habitantes de esas comunidades pobres, que suman cerca de 1,5 millones de personas en Río de Janeiro.

Se trata de una estimación por demás optimista, según algunos observadores.

Según esos analistas se debe tener en cuenta que el Frente surge de un movimiento, el de los favelados, que se desarrolló con más fuerza en las comunidades de Río de Janeiro y otras metrópolis.

Pero ese importante nivel de organización comunitaria no se repite homogéneamente en un país de 8,5 millones de kilómetros cuadrados. Hay favelas en la sureña Porto Alegre, capital del estado de Río Grande do Sul, fronterizo con Argentina y Uruguay así como en Manaus, capital de Amazonas, provincia que lindante con Colombia y Perú.

Otro aspecto a ser tenido en cuenta sobre el futuro político del Frente Brasil Favela es que los vecinos de esos barrios humildes tienen opciones partidarias, o electorales, muy diversas y nada indica que migren automáticamente a esta formación.

Se estima que en esta primer desafío electoral los candidatos del Frente se postularán a cargos en las asambleas legislativas locales pero no participarán con postulantes a la presidencia de la República.

Fuente: Tucumán Hoy