El intendente de Comodoro quiere que la ciudad se sienta orgullosa de los municipales

El intendente Carlos Linares presentó ayer a los 200 empleados municipales que concretaron sus pases a la planta transitoria y permanente del municipio.

El intendente Carlos Linares presentó ayer a los 200 empleados municipales que concretaron sus pases a la planta transitoria y permanente del municipio. En ese marco, destacó las gestiones conjuntas con los sindicatos que representan al personal y llamó a los trabajadores a construir un Estado moderno de cara a los contribuyentes. “Quiero que la comunidad local se sienta tan orgullosa de ustedes como a mí me pasa”, subrayó.

Ayer en instalaciones del Centro Cultural, el intendente Carlos Linares encabezó el acto en el que se les dio la bienvenida a los 200 nuevos trabajadores que se incorporaron a las plantas transitoria y permanente en julio, además de reafirmarse el compromiso por otros 200 para enero de 2018.
En ese contexto, lo acompañaron el viceintendente Juan Pablo Luque; el secretario de Gobierno y Función Pública, Máximo Naumann; el subsecretario de Recursos Humanos, Carlos Navarro; el representante del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), David González; el referente de la Asociación de Personal Jerárquico (APJ), Roberto Astete; miembros del gabinete municipal y los concejales Sirley García, Beatriz Neira y Nicolás Caridi.
En la ocasión, el intendente Linares destacó la figura del empleado municipal y la participación activa que tiene en la sociedad, al manifestar que con “los pases a las distintas plantas agradecemos a los trabajadores el esfuerzo que realizan a diario en beneficio del contribuyente; y de esta manera, también dignificamos su vida y damos la seguridad de que, sin importar el intendente que esté de turno, van a tener su puesto laboral”.
Asimismo, ponderó la decisión conjunta entre el Ejecutivo local y los sindicatos municipales de concretar los pases, y en ese sentido aseguró que “aún en tiempos de crisis, seguimos apostando a dignificar la vida de los trabajadores y hoy podemos mirarlos a los ojos y brindarles lo que se merecen”.
Sobre esto último, el intendente explicó que fue posible llevarse a la práctica porque “somos un municipio de paritarias los 365 días y no sólo abrimos nuestras puertas dos veces al año. En esta gestión cualquier necesidad de un trabajador municipal es la necesidad del Estado”.
Linares también subrayó la importancia de las gestiones que se realizaron desde la Secretaría de Economía, Finanzas y Control de Gestión, que conduce Germán Issa Pfister, “para garantizar el pago permanente de haberes a estos 200 trabajadores que mejoraron su condición laboral, sin poner en riesgo la situación de las arcas municipales”.
Por último, el jefe comunal remarcó que está orgulloso de los empleados municipales y los llamó a “construir un municipio más eficiente y moderno, de cara al contribuyente, con la meta de que los ciudadanos destaquen la labor de los trabajadores”.

Fuente: Patagónico