El Municipio de Bariloche busca convertir residuos del vertedero en energía eléctrica

Se trata de una iniciativa en etapas, luego de la necesaria aprobación de un acuerdo entre la Comuna y una empresa tecnológica barilochense

Se trata de una iniciativa en etapas, luego de la necesaria aprobación de un acuerdo entre la Comuna y una empresa tecnológica barilochense, que se compromete a hacer la inversión para que, de acá a tres años, Bariloche convierta el biogás en electricidad. Confían en posicionar a la ciudad a la vanguardia de la ejecución de estas metodologías en el país.

En la actualidad hay tres proyectos siendo abordados en las comisiones del Concejo Deliberante, relacionados al desarrollo del Plan Estratégico Integral del Vertedero Municipal, que lleva adelante la administración de Gustavo Gennuso.

Por un lado, está en tratamiento el convenio de prórroga del contrato con la ARB por parte del Ejecutivo, que debe ser aprobado por los ediles. Además hay un proyecto para cederle un espacio a los Bomberos Voluntarios para la concreción de un especio de entrenamiento.

El más novedoso es un convenio para el desarrollo tecnológico de una turbomáquina de alto rendimiento y multicombustible, aplicada a la generación de energía eléctrica.

Se trata de un desarrollo realizado por científicos locales que forman parte de la empresa Tresb, que han convenido con Y-TEC, una empresa conformada por YPF y Conicet que se dedica a la realización de desarrollos tecnológicos. En este caso, la turbina generaría energía eléctrica a partir del biogás que forman los residuos.

“La idea es que se transformen los residuos húmedos del vertedero en energía. Se apunta a un ordenamiento en distintas áreas. En lo que hace a la recepción de los residuos, la ARB separa residuos pero no recicla dentro de Bariloche, sino que los comercializa y entrega en otros puntos del país. Se apunta a que en el futuro se puedan reciclar acá. Otra de las iniciativas es transformar los residuos forestales en briquetas, lo cual se está trabajando con INVAP. La CEB plantea la posibilidad de traer los barros al vertedero que, actualmente, “se procesan en el Cañadón de los Loros”, señaló el concejal Andrés Martínez Infante a este diario.

Y agregó: “y en el esquema de transformar los residuos orgánicos o húmedos en energía, la propuesta es el desarrollo de la turbomáquina que permitiría este procesamiento y en caso de que sea exitoso, trabajar en la concreción de un biodigestor pequeño y otro a escala industrial. Con el agregado que es mano de obra local”.

El tratamiento de este convenio que, como todos los convenios, requiere de la voluntad de ocho ediles para su sanción, está actualmente en la comisión de Gobierno y hace pocos días, el especialista Pablo Orellana visitó el cuerpo legislativo a explayar la propuesta.

En lo que hace a los tiempos de ejecución, en caso de que se apruebe el proyecto, se espera que durante el primer año la Municipalidad analice su viabilidad ambiental y luego sería el tiempo de autorizar una cesión de un espacio para un laboratorio y oficinas, dentro de las cuales se trabajaría en la turbomáquina.

Se procedería al armado de la turbina, la integración de los componentes y luego se instalaría dentro del predio del Vertedero, en una superficie destinada al proyecto de unos 1000 metros cuadrados. Mientras que los dos años posteriores se harían las evaluaciones y ensayos correspondientes.

Cabe mencionar que el acuerdo prevé que esas instalaciones queden en propiedad de la Municipalidad, una vez concluido el mismo, que tiene un plazo total de 7 años.

Entonces, durante los primeros tres años se desarrollaría el proyecto y luego se pondría en marcha el biodigestor que convertirá el biogás generado por los residuos húmedos en energía eléctrica apta para el consumo tradicional.

“Esto no es un costo para la Municipalidad, sino que Tresb asumiría el costo. Eso favorece el desarrollo de la investigación y para la Comuna, la posibilidad de generar energía eléctrica y por lo tanto, la reutilización de los residuos, lo cual en términos ambientales es muy importante y beneficioso”, consideró Martínez Infante.

Asimismo, opinó que la turbina prototípica, podría multiplicarse en otros lugares del país en caso de tener una experiencia exitosa en Bariloche y eso posicionaría a la ciudad en una colocación de vanguardia en el rubro.

Fuente: El Cordillerano