Alarma ante tanto sismo “suelto”: Guaymallén tiene 300 edificaciones en riesgo

La cifra surge de un relevamiento comunal. Deben ser demolidas porque se considera que existe alta peligrosidad de derrumbe.

La cifra surge de un relevamiento comunal. Deben ser demolidas porque se considera que existe alta peligrosidad de derrumbe.

La noticia del terremoto que sacudió el martes a México con más de 200 víctimas fatales conmociona al mundo entero. Y a los mendocinos les remueve recuerdos o conocimientos acerca de su propia historia, encendiendo varias alarmas. Una es el estado de algunas edificaciones antiguas, que pueden poner en peligro a sus habitantes o a terceros en caso de sismos.

Sólo en Guaymallén, que carga como antecedente dos muertes en 2016 producto del derrumbe de una pared, alentado por las lluvias, aún hay más de 300 edificaciones en “riesgo 1”. Es decir, en inminente grado de derrumbe, en caso de que Mendoza sufriera algún movimiento telúrico medianamente fuerte, sin necesidad de que fuera de gran envergadura.

Luego del episodio trágico que dio el alerta en junio del año pasado acerca del estado de algunas edificaciones, hicieron un relevamiento y detectaron 400 en estas circunstancias. Se está avanzando en la demolición por parte de los propietarios o de la misma Comuna. Hoy serían más de 300 las que restan por derribar: 200 de estas estarían habitadas.

“El riesgo 1 es de inminente colapso según el Código de Construcciones Sismorresistentes. Son por las que pedimos a la gente que deje de habitarlas porque el peligro es grande. Cualquier movimiento sísmico, y hablo de menores, sin mencionar lo que pasó en enero del ’85, o lo que están sucediendo en otros países, pone a ese número al menos en grandes riesgos, además de las construcciones de adobe que seguramente podrían sufrir algunos daños”, comentó Miguel Valentini, director de Obras Privadas del Municipio, especificando que las de adobe son alrededor de 15.000.

“El Municipio ha avanzado en unas 30 demoliciones, cargando los gastos a padrones o a titulares. Es que, en todo caso, los responsables son los propietarios. Parece un número insignificante, pero en consideración al relevado es importante. Por otro lado, hemos movilizado a muchos titulares a que avancen y demuelan, como lo han hecho y algunos están en eso”, agregó el funcionario, poniendo como ejemplo varias viviendas ubicadas sobre calle Remedios de Escalada.

También aseguró que la Comuna aspira a que se derribe la totalidad de las que están en riesgo 1.
“A veces es muy difícil porque hay gente que las habita y sacarla de allí es difícil cuando no hay solución habitacional alternativa para esa gente que, a veces, prefiere quedarse en esas condiciones de extremo riesgo”, agregó Valentini.

Adujo el funcionario que otras no están ocupadas, pero sí ponen en riesgo a la sociedad.

“Tenemos abierto un número para reclamos o denuncias. Cuando hay construcción de riesgo, se hace el relevamiento. Si se detecta que es de riesgo se hace un decreto con firma del intendente y se le instruye la titular de la propiedad para demolerla. Se les da un plazo de 30 días y, si no lo cumplen y eso afecta a la seguridad pública, el Municipio puede optar por la fuerza pública avanzando en la demolición”, explicaron, detallando que cada caso es complejo y que, en algunos, esperan permisos de un juez competente en la materia.

Simulacro, de temblor…
El 15 de noviembre. Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) informaron la fecha ya fijada. Se busca hacerlo de forma simultánea en varios edificios educativos de distintos departamentos de toda Mendoza.

Fuente: Uno Mendoza