El Frente Progresista acusa a Cambiemos de “clientelismo político” en Rosario

El macrismo aclaró que se trata de asistencia acordada tras un relevamiento del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

El macrismo aclaró que se trata de asistencia acordada tras un relevamiento del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

El Frente Progresista (FPCyS) denunció públicamente ayer a Cambiemos por “maniobras de clientelismo político” en Rosario de cara a las elecciones generales del 22 de octubre próximo. Tanto la intendenta Mónica Fein como la candidata a concejala del oficialismo Verónica Irízar advirtieron sobre la “entrega de chapas y colchones” a familias de la zona sur de la ciudad, aunque dirigentes del macrismo replicaron con que se trató de una distribución de asistencia acordada con los destinatarios tras un relevamiento del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.A través de su cuenta en Twitter, Fein criticó con dureza a Cambiemos por realizar maniobras de clientelismo político y aludió a la entrega de “chapas y colchones” a familias asentadas en el Cordón Ayacucho, sector de la ciudad donde el municipio viene realizando tareas de urbanización y de apertura de calles.

“Mientras nosotros urbanizamos y abrimos calles, el PRO entrega chapas y colchones en ese lugar que estamos mejorando”, escribió la jefa del Palacio de los Leones, al tiempo que adjuntó varias fotografías que documentaban la maniobra denunciada.

Al respecto, la socialista precisó que la entrega de esos elementos se registró en la “calle Patricias Argentinas, entre Uriburu y Ameghino”. Y sentenció: “Que las peores prácticas de la política no alienten nuevas ocupaciones en Rosario”.

Por su parte, Irízar aseguró a La Capital que “el cambio que propone el macrismo es, en realidad, el viejo clientelismo: utilizar a los que menos tienen y buscar echar por tierra las transformaciones realizadas por la actual gestión” frentista.

“Nuestros propios equipos de trabajo vieron como repartían (ayer) chapas, tirantes y colchones en una zona de Rosario donde venimos actuando hace más de dos años con el municipio y el Ministerio de Desarrollo Social provincial”, continuó la actual concejala.

En esa línea, Irízar abundó sobre la práctica atribuida a la dirigencia de Cambiemos: “A la mercadería destinada a una ayuda puntual la baja Desarrollo Social de la Nación a través de una puntera del PRO que conocemos”.

“Esa maniobra, que creíamos desterrada hace muchos años en la Argentina, atenta contra los esfuerzos del municipio y la provincia para llevar adelante políticas sociales que apuntan a transformar y mejoren la calidad de vida”, prosiguió la postulante en alusión a trabajos de apertura de calles, iluminación, cloacas y relocalizaciones de vecinos.

Fue entonces cuando Irízar reivindicó la decisión del municipio de avanzar con una “construcción social distinta, que insume su tiempo porque se basa en generar un vínculo de confianza con el rosarino y que, fundamentalmente, no implica cambiar votos por mercadería o un colchón”.

En ese sentido, la concejala recordó lo ocurrido durante las recientes Paso (en agosto), cuando en las redes sociales se viralizaron imágenes de bolsones con alimentos (que lucían la leyenda “prohibida su venta”) acompañados por panfletos que promocionaban la precandidatura a concejal del Roy López Molina.

“También apelaron, como estrategia de campaña, al uso de menores de edad para repartir volantes que difamaban a la entonces precandidata Anita Martínez, rival de López Molina en la interna de Cambiemos”, rememoró la referente del FPCyS, fuerza que en su momento difundió imágenes en ese sentido en Twitter y Facebook.

No obstante, la postulante aclaró que “la Municipalidad y la provincia seguirán trabajando con coherencia a través de equipos con probada experiencia para fortalecer y ampliar derechos y mejorar con dignidad las condiciones de vida en los barrios” de Rosario.

“El gobierno nacional es el que más impuestos cobra (IVA, Ganancias y bienes personales) y se queda con la mayor parte de lo que pagamos, pero no lo traslada a obras en la ciudad”, añadió la edila, en clave de reproche.

Asimismo, instó a los candidatos del macrismo en la ciudad “a preguntarse qué hace la Nación con los recursos locales, porque vemos que el gobierno nacional le otorga 47 veces más de aportes del Tesoro (ATN) a la ciudad de Santa Fe (al mando del radical aliado al PRO José Corral) que a Rosario”.

“Es una vergüenza que no peleen por los recursos de todos los santafesinos; en definitiva, son iguales al kirchnerismo ya que defienden más su propio partido que los intereses de los rosarinos”, concluyó la socialista.

A su turno, Carlos Cardozo, candidato a renovar su banca en el Palacio Vasallo por Cambiemos, replicó a Fein e Irízar con que “esos materiales son casos sociales relevados por Desarrollo Social de la Nación a través de la visita de trabajadores sociales a familias de la ciudad con justificadas necesidades”.

“Son casos relevados responsablemente”, continuó el edil, que consideró que el oficialismo, con sus denuncias, está “estigmatizando y violentando la privacidad de familias beneficiarias” de la asistencia. Y remató: “Me parece que la campaña no merece cualquier acusación al voleo”.

Fuente: La Capital Rosario