Vidal vetó dos expropiaciones y generó malestar en intendentes del peronismo

Se trata de Ituzaingó y Ramallo que habían logrado que la Legislatura bonaerense apruebe expropiaciones que sus administraciones habían avalado, incluso con el apoyo del Concejo Deliberante..

Se trata de Ituzaingó y Ramallo que habían logrado que la Legislatura bonaerense apruebe expropiaciones que sus administraciones habían avalado, incluso con el apoyo del Concejo Deliberante..

Este lunes, dos municipios bonaerenses se enteraron por el Boletín Oficial (BO) que el gobierno de María Eugenia Vidal lanzó dos vetos a expropiaciones de inmuebles que el parlamento bonaerense aprobó en favor de esos distritos. En ambos casos, la Provincia adujo que no estaba acreditado que las comunas pudieran hacer frente a las erogaciones, de manera que optó, preventivamente, por cuidar las arcas municipales.

En el caso de Ramallo, distrito conducido por el peronista Mauro Poletti, el decreto 2017-520-E, con fecha del viernes 29 de septiembre, pero publicado este lunes 9 de octubre, deja sin efecto la normativa que beneficiaba a ese municipio y que había sido sancionada el 31 de agosto último. Se trataba de cinco parcelas cuya expropiación el Concejo había aprobado en 2013, cuando el intendente era el radical Walter Santalla.

El proyecto de ley en este caso declaró “de utilidad pública y sujeto a expropiación varios inmuebles, ubicados en el partido de Ramallo”. El decreto publicado hoy en el BO explica que los bienes serían “transferidos al municipio de Ramallo para ser adjudicados en propiedad, a título oneroso y por venta directa a sus actuales ocupantes con cargo a la construcción de vivienda propia y de ocupación permanente”.

Sin embargo, para malestar de Ramallo y su intendente, “la Dirección Provincial de Presupuesto, en opinión acompañada por las Subsecretarías de Hacienda y de Gestión Técnica y Legal, del Ministerio de Economía, sugirió el rechazo del proyecto por cuanto la iniciativa no incorpora elementos de juicio que permitan estimar el impacto que podría generar en el presupuesto de la comuna”. Este fue el argumento que la Gobernadora usó para vetar la ley sancionada por la Legislatura.

El caso de Ituzaingó, que conduce otro peronista, Alberto Descalzo, ese municipio también se vio afectado por otro decreto e Vidal. Se trata de un proyecto de expropiación que tenía como objetivo que la municipalidad interceda para “regularizar la situación dominial de sus actuales ocupantes, del Club Nueva Juventud Estudiantes y del Centro de Jubilados y Pensionados Barrio Nuevo”.

Caso similar a Ramallo, por pedido de algunas áreas del gabinete provincial, como la Subsecretarias de Hacienda y de Gestión Técnica y Legal, y del Ministerio de Economía, se rechazó la medida y, mediante el decreto 2017-521-E, fue vetada la normativa.

“Nos toma por sorpresa”, dijeron desde Ituzaingó ante el contacto con INFOCIELO, que dio la primicia a referentes del Municipio. Tras la sorpresa, al conocer la noticia, adelantaron: “Van a tomar contacto con Provincia para ver los pormenores del asunto”. “Es una mala noticia”, se lamentaron. Y explicaron que “la idea era que estos dos lugares sigan funcionando, porque son de gran utilidad para el barrio y el desarrollo”.

Fuente: InfoCielo