Las Farc cometen el “gravísimo error” de mantener su sigla

El presidente Santos criticó a la ex guerrilla por haber reivindicado de esta manera su violento pasado. "Allá ellos. Pero hoy no hay mas Farc"

El presidente Santos criticó a la ex guerrilla por haber reivindicado de esta manera su violento pasado. “Allá ellos. Pero hoy no hay mas Farc”

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que las Farc cometieron un “gravísimo error” al asignar al partido político que fundaron las mismas siglas que por cinco décadas identificaron a esa organización como un grupo guerrillero. A esa denominación, el ahora partido político sumó la audaz designación de su máximo jefe político y militar, Rodrigo Londoño “Timochenko”, como candidato presidencial.

Las Farc (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) firmaron un acuerdo de paz con el Estado hace casi un año y hace dos meses crearon el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que tiene las mismas siglas, Farc. Santos destacó que con el acuerdo de paz las Farc dejaron de existir como organización armada, aunque el grupo falló al escoger el nombre del partido. “Hoy no tenemos Farc. Que cometieron el gravísimo error político de mantener el nombre, allá ellos”, afirmó Santos. “¿Por qué no hay Farc? Porque hicimos una negociación, y en una negociación se tienen que hacer transacciones, compromisos”, agregó el mandatario.

El jefe de Estado hizo el comentario un día después de que el partido Farc anunciara que Rodrigo Londoño, será su candidato en las elecciones presidenciales de mayo próximo.

La nueva formación también anunció que para las elecciones legislativas de marzo de 2018 inscribirá varias listas, la principal de las cuales estará encabezada por Luciano Marín, ex jefe del equipo negociador de las Farc.

Sectores contrarios al acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc critican que los ex guerrilleros ya estén participando en política sin haber sido juzgados por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), un sistema de “justicia transicional” creado especialmente para ellos en el acuerdo. Este tratamiento de privilegio provoca rencor en los colombianos, que ven que, más allá de las fórmulas, los autores de crímenes gravísimos quedarían impunes.

Pero juristas aseguran que los ex guerrilleros que eventualmente sean condenados tendrán que retirarse de las actividades políticas que estén ejerciendo para cumplir con las sentencias. Se estima que la JEP comenzará a funcionar en 2018 si su reglamentación es aprobada por el Congreso.

Londoño firmó el acuerdo de paz con Santos el 24 de noviembre de 2016, tras cuatro años de negociaciones en La Habana. Los cerca de 7.000 integrantes de las Farc pusieron así punto final a una actividad violenta contra el Estado y la población civil que empezó en 1964 y se concentraron a comienzos de este año en 26 campamentos para preparar su desarme y desmovilización. El proceso de entrega de armas concluyó en agosto, tras lo cual se creó el partido Farc.

Bancas aseguradas

El acuerdo de paz establece que en el Congreso, tras las elecciones legislativas de marzo, las Farc tendrán asegurados diez escaños, cinco en el Senado y cinco en Representantes. Este punto también ha sido muy criticado por la sociedad colombiana, dado que les asegura a los ex extremistas una poderosa bancada en el Congreso independientemente de los votos que logren. Además, si las Farc obtienen más escaños por encima de los diez ya asegurados, esa representación ganada en las urnas se les sumará.

Fuente: La Capital Rosario