Apuesta estratégica de Cuba rinde sus frutos con cuatro millones de turistas extranjeros en 2017

Cuba recibió en 2017 a cuatro millones de turistas extranjeros y su industria del ocio sigue en "boom" pese al "huracán Irma y campañas para evitar que visitantes de otras naciones vengan" a la isla, según una nota oficial.

Cuba recibió en 2017 a cuatro millones de turistas extranjeros y su industria del ocio sigue en “boom” pese al “huracán Irma y campañas para evitar que visitantes de otras naciones vengan” a la isla, según una nota oficial.

Cuba “llegó” el lunes a esa cifra 54 días antes de lo que se esperaba, informó el ministerio de Turismo. Ello abre las puertas a otro record anual de viajeros de vacaciones cuando cierre el año.

Ese ministerio consideró la estadística como un éxito, a pesar de los graves daños provocados por Irma en su infraestructura económica y “de las campañas para evitar que visitantes de otras naciones vengan a conocer el archipiélago cubano”, expuso la nota divulgada ayer.

Esa última denuncia es una clara referencia a la estrategia actual de Estados Unidos de hacer depender el maltrecho “deshielo” al resultado de “presiones” sobre las autoridades cubanas.

El presidente Donald Trump denunció misteriosos “ataques acústicos” contra mas de 20 de sus diplomáticos en La Habana y rebajó casi a cero las relaciones diplomáticas con la isla.

Las medidas de Washington aún no incluyeron prohibiciones directas contra los viajes de estadounidenses a Cuba, pero sí el “cumplimiento estricto” de las regulaciones nunca derogadas que impiden que “hagan turismo” en la isla tropical. La Casa Blanca hizo además un “llamado” a los estadounidenses para que no visiten territorio cubano ante “riesgos” de sufrir también tales agresiones “acústicas”.

Ante los vientos negativos las autoridades locales están tomando medidas en su crucial rama turística, entre estas la publicación de una nueva “cartera de ofertas” para atraer inversiones internacionales con 65 proyectos incluidos de ese sector por sobre otros como el energético e industrial.

Por su parte, el canciller Bruno Rodríguez, tuvo un encuentro en Washington la semana pasada con empresarios organizado por la Cámara de Comercio de ese país y por el Consejo de Negocios Estados Unidos-Cuba, divulgó la prensa local en La Habana.

Ante más de de 30 “altos ejecutivos” de compañías estadounidenses con intereses de negocios con Cuba, y tras quejarse de las medidas de Trump con respecto a Cuba, Rodríguez reiteró “la disposición del gobierno cubano de continuar expandiendo las relaciones comerciales y analizando los intereses de las empresas norteamericanas”.

El ministro mencionó entre las firmas “americanas” con negocios con su país a Google, Marriott, Caterpillar, General Electric, y las líneas de cruceros y aerolíneas, entre otras.

Los cruceros son mas que una esperanza cubana para mantener el “ritmo de boom” de su industria turística. Los itinerarios a Cuba de las tres grandes compañías de cruceros de Estados Unidos dejarán más de 623 millones de dólares en ingresos desde 2017 a 2019, según una proyección del Consejo Comercial y Económico Estados Unidos-Cuba divulgada el fin de semana en Internet.

Los 286 viajes hacia Cuba que en esos años se espera que hagan las compañías Norwegian, Carnival y Royal Caribbean transportarán a unos 455.000 pasajeros, si es que cada embarcación viaja al máximo de su capacidad, de acuerdo con los estimado de ese Consejo, una entidad privada.

Fuente: Tucumán Hoy