Espectacular intimidación policial: anunciaron 120 despidos en el Hospital Posadas

No renovaron los contratos precarios de trabajadores con años de antigüedad, quienes realizaron una asamblea en el hall del hospital para reclamar la reincorporación.

No renovaron los contratos precarios de trabajadores con años de antigüedad, quienes realizaron una asamblea en el hall del hospital para reclamar la reincorporación. Ante la movilización, la dirección del centro de salud amaneció colmada de policías.

El Gobierno bonaerense y la dirección del Hospital Posadas, ubicado en el partido de Morón, dejaron en la calle esta semana a 120 trabajadores de ese centro de salud que poseían contratos precarios hace años. Como entre los despedidos hay empleados combativos y sindicalistas, se denunció que la medida tiene intenciones no sólo de ajuste, sino de persecución gremial.

La Dirección Ejecutiva del hospital, a cargo del médico Pablo Bertoldi Hepburn, no informó de manera individual sino que publicó una resolución con los nombres de los que sí renovarían su contrato. Los que no estuviesen allí, debían darse por despedidos. Un método cruel, a estas alturas, el modus operandi del Estado para echar personal.

“Hoy me enteré por una resolución de mi supuesta cesantía, de la que nadie se termina de hacer cargo ya que nos informaron que no estamos contemplados dentro de los listados de los contratos que se renuevan, ergo, estamos despedidos”, afirmó Luis Sucher, un empleado despedido con 19 años de antigüedad, quien fue delegado durante ocho años y forma parte de la organización La Marrón PTS-FIT.

Ante la noticia, los trabajadores se concentraron esta mañana en el hall del edificio y realizaron una asamblea para delinear los pasos a seguir en la lucha por su reincorporación.

“Despidieron a 120 trabajadores. A algunas le renovaron el contrato hasta marzo”, aseguró este mediodía a Infonews Fausto Daniel Sosa, un ex trabajador de mantenimiento del hospital, quien esta mañana se apersonó en el lugar para solidarizarse con sus ex compañeros. Fausto fue víctima del primer ajuste brutalde la gestión provincial de Cambiemos en el Posadas cuando en marzo de 2016  echaron a 641 personas.

A través de las redes sociales, varios trabajadores denunciaron desde la mañana que las oficinas de la Dirección estaban colmadas de policías que impedían el pedido de explicaciones a las autoridades.

Fuente: InfoNews