La Provincia “aconseja”corregir polémico proyecto del intendente de Mar del Plata

Otro revés para la gestión económica municipal: el gobierno bonaerense sugirió que en las próximas horas el proyecto de ordenanza fiscal que se encuentra en el Concejo Deliberante, vuelva al Ejecutivo y sea reformado

Otro revés para la gestión económica municipal: el gobierno bonaerense sugirió que en las próximas horas el proyecto de ordenanza fiscal que se encuentra en el Concejo Deliberante, vuelva al Ejecutivo y sea reformado y corregido. “De lo contrario, los concejales se lo cambian todo”, se consignó.
Arroyo y Mourelle recibirían en las próximas horas el paquete impositivo elevado al Concejo para que sea corregido.
La orden del ministro de Economía de la provincia, Hernán Lacunza, fue clara y precisa: “Corríjanlo y traten de consensuar al menos con el bloque de concejales de Cambiemos“. Se refería al polémico proyecto de ordenanza fiscal que ha generado múltiples rechazos en diversas instituciones y sectores productivos locales.

El mismo debía comenzar a ser analizado en las próximas horas por las comisiones del Concejo Deliberante, pero ni siquiera los concejales oficialistas estaban convencidos de aprobarlo en su totalidad. Por el contrario, ya habían adelantado, hasta públicamente, tal el caso de la concejal Vilma Baragiola, que se iban a revisar las exenciones “que se quieren quitar”.

Así como está, el tratamiento de esa iniciativa -que tiene relación directa con el cálculo del presupuesto-, en el ámbito legislativo “iba a ser una carnicería”, reconoció otro concejal oficialista.

Lo cierto es que de acuerdo a la información a la que pudo acceder LA CAPITAL, la Provincia recomendaría en estas horas que el paquete vuelva al Departamento Ejecutivo para ser corregido. Incluso la misma Provincia intervendría en las reformulaciones. “O lo devuelven al Ejecutivo o los concejales se lo cambian todo”, se coincide en señalar.

“Es un durísimo mensaje para Mourelle, quien abrió demasiados frentes juntos. Después de esto la figura y autoridad del secretario de Hacienda queda muy erosionada”, admitió otra fuente de la gobernación, preocupada por las repercusiones que estaba generando el rechazo a la iniciativa especialmente en sectores productivos como la pesca, cuyos empresarios pretendían judicializar la situación.

La quita de exenciones a teatros y cine, clubes deportivos, credos, edición de libros, parque industrial, productores primarios, radios, tv y diarios, más colegios profesionales, y la intención de aplicar una tasa a las exportaciones, generando el rechazo no sólo de la pesca sino también de los sectores frutihortícolas, se convirtieron en un “combo” demasiado amplio que ni siquiera podría pasar el filtro de los ediles de Cambiemos.

Ante este panorama, la Provincia prefiere “barajar y dar de nuevo”. En tal sentido, desde La Plata reconocen y avisan que “habrá modificaciones importantes. No se pueden lanzar los perros todos juntos y pretender que no haya daños. Las cosas se hicieron mal con el fin de recaudar y ahí están las consecuencias. Incluso -adelanta- va a haber algunos retoques en la Tasa de Seguridad Urbana aunque no serán demasiado notables”.

El secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, pretendía captar más ingresos para la comuna impulsando para ello la quita de exenciones y la aplicación de tasas sobre la actividad primaria y las exportaciones locales. A partir de haberse publicado en estas páginas detalles de la iniciativa que claro está, no fue consensuada con los sectores involucrados durante su elaboración, se fueron conociendo las más variadas objeciones, presentándose notas en el Concejo Deliberante. Incluso Mourelle siguió adelante con determinadas situaciones “espinosas”, como la quita de exenciones a las salas teatrales, cuando la misma gobernadora lo había desautorizado públicamente. “Eso no va a salir”, había dicho María Eugenia Vidal en una de sus recientes visitas a Mar del Plata.

“Sería lo más sensato”

Algunos de los representantes de los sectores damnificados por el plan de Mourelle -avalado obviamente por el intendente Arroyo- tuvieron la oportunidad de expresar sus discrepancias en encuentros con estos funcionarios, aunque ambos habían ratificado su voluntad, como lo señaló LA CAPITAL, de no modificar ni una coma de los proyectos. Ahora el mensaje que llega desde la Provincia no deja lugar a dudas : “Hay que corregirlo”.

El Concejo pensaba comenzar a analizar el proyecto mañana. “Si vuelve al Ejecutivo sería lo más sensato. Es imposible apoyar este mamarracho. Lo dijimos públicamente: si Arroyo tiene un problema de recaudación no puede trasladárselo a la comunidad marplatense. Que arranquen por hacer ahorros internos, frenando las designaciones políticas”, resaltaba en la tarde del domingo un concejal de Unidad Ciudadana.

“Estamos lejos del Pacto Fiscal con la Provincia. Este proyecto de Mourelle y Arroyo supone implementar políticas que nada tienen que ver con lo expresado por Provincia y Nación de disminuir los gravámenes que recaen sobre la producción”, señalaba por su parte un concejal de Cambiemos, quien respiró aliviado cuando supo que la Provincia recomendó dar marcha atrás.

Como bien se señalara en un artículo publicado en la edición de ayer de LA CAPITAL, la iniciativa del gobierno municipal está plagada de contradicciones con el espíritu manifestado desde La Plata. La eliminación de exenciones a las empresas radicadas en el Parque Industrial, la gravación de las operaciones de comercio exterior, las exigencias a los productores furtihortícolas y los incrementos en las tasas por habilitación de comercios e industrias y seguridad e higiene son apenas algunas muestras.

“Para Arroyo es aceptar los cambios o apostar al veto de lo que autorice el Concejo y bancar a Mourelle. Por lo que vi y escuché en las últimas horas me animo a decir que el intendente, a regañadientes, aceptará hacer las correcciones que sean necesarias”, señaló por su parte otro secretario del gabinete con llegada diaria al jefe comunal.

Mientras todo esto sucede, el fiscal de Delitos Económicos, Javier Pizzo, sigue ordenando medidas a fin de investigar la denuncia presentada por la OAM contra las autoridades comunales por no haber realizado los aportes correspondientes. Ya comenzaron a desfilar por Tribunales contadores municipales y en las próximas horas se realizaría una presentación masiva de denuncias particulares de empleados municipales respaldando así la efectuada por el titular de OAM. El viernes en la Fiscalía de Pizzo ya había 38 denuncias más y en la semana se espera que ingrese una similar a la presentada por OAM, pero de otra mutual.

“Mourelle abrió 500 frentes a la vez y eso en política se paga”, coinciden en destacar dos concejales oficialistas que tenían previsto sentarse a discutir este martes el proyecto en la Comisión de Hacienda que será presidida por Alejandro Carrancio.

Los dichos de Baragiola

También desde La Plata se leyeron atentamente las declaraciones de Vilma Baragiola, quien el viernes le dijo a María Delia Sebastiani en LU6 que “si Nación desgravó las exportaciones y está hablando de reintegros, un municipio que jamás gravó exportaciones no puede tener una situación contraria a lo que el Gobierno nacional e incluso el provincial está planteando”, aseguró con firmeza. Y para ser contundente en su mensaje hacia el corazón de la Municipalidad añadió: “No podés ir para un lado y el gobierno provincial y nacional para el otro”.

Otra diferencia que marcó la ganadora de las últimas elecciones tiene que ver con lo decidido por Provincia y Nación de eliminar la designación de parientes de funcionarios en cargos públicos. Arroyo todavía no consideró la intención de adherir. “No puede ser que por tener un funcionario en un ministerio o en una secretaría tengás que rodearte de familiares por más confianza que tengas”, disparó Baragiola, quien también escuchó la “catarata” de críticas a las medidas recaudatorias de Mourelle y Arroyo.

“Igual debemos ser cautos porque los cambios podrían tener un efecto importante desde el punto de vista económico, ya que podría alterar todos los cálculos hechos por el jefe en material de ingresos para 2016”, reconocía otro hombre enviado desde la Provincia que forma parte del equipo de Mourelle.

En definitiva, serán las próximas horas claves para el proyecto más importante del Ejecutivo, como lo es el presupuesto que ordena recaudaciones y erogaciones para el funcionamiento de la comuna a lo largo de todo el año.

Fuente: La Capital Mar del Plata