Se lanzó Buenos Aires Verde, en pos de una ciudad sustentable

homemacri

El programa impulsa el desarrollo de políticas de Estado en los próximos 20 años para adaptar la urbe a los desafíos del cambio climático.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, presentó ayer el plan Buenos Aires Verde, que impulsa el desarrollo de un conjunto de políticas de Estado de carácter integral para los próximos 20 años con el objetivo de adaptar a la ciudad a los desafíos del cambio climático.

El objetivo del plan apunta centralmente a mitigar los efectos del daño que provoca el cambio climático, reducir la temperatura de la ciudad, disminuir el consumo energético y limitar la emisión de gases de efecto invernadero.

En la presentación, Macri destacó que “es mucho más que un proyecto, ya que esta propuesta tiene que ver con un compromiso de la comunidad hacia una transformación definitiva de Buenos Aires en una ciudad verde, que ya empezó”.

“Se trata de sumar el granito de arena cada uno de nosotros con distintas acciones. Necesitamos que todos juntos lo encaremos”, resaltó el jefe de Gobierno.

El programa incluye como ejes centrales la movilidad sustentable, el tratamiento de residuos urbanos, el aspecto urbano ambiental y la promoción de energías limpias y se estima que beneficiará de manera directa a 1,2 millón de vecinos de la ciudad.

“Apuntamos a que todos sepamos de qué manera le vamos a dejar un mejor ambiente a nuestros hijos y a nuestros nietos”, destacó Macri.

Para alcanzar las distintas metas se prevé la generación de nuevos espacios verdes, la construcción de conectores ambientales, el impulso a las terrazas verdes, un programa de arbolado urbano, las autopistas verdes y las macromanzanas, entre otras múltiples iniciativas.

El plan fue anunciado ayer durante un acto que Macri encabezó en la Reserva Ecológica de la Costanera Sur.

La planificación del plan en materia de espacio público buscará asegurar la existencia de áreas verdes a no más de 350 metros de cada vecino.

Para ello se construirán 78 nuevas plazas, al tiempo que el gobierno encarará la compra de nuevos predios y restaurará otros, además de ampliar una treintena de plazas ubicadas en distintos puntos de la ciudad.

También se construirán 12 grandes parques, el primero de los cuales ya está en marcha, que es el que albergará al Nuevo Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad, ubicado en la Recoleta en las adyacencias de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Por otra parte, el plan ampliará los alcances del programa de terrazas verdes que la Ciudad de Buenos Aires ya puso en marcha en edificios públicos.
Este tipo de infraestructura ecológica contribuye a mitigar las grandes precipitaciones y reduce los efectos de la llamada “isla de calor”.

Un millón de árboles

Además el plan propone un programa de arbolado público que buscará llegar al millón de árboles en la ciudad en un plazo de diez años, abarcando así un árbol cada tres habitantes o uno por metro cuadrado.

El proyecto también prevé la construcción de macromanzanas, que serán espacios urbanos delimitados e intervenidos específicamente con pautas que privilegiarán la circulación peatonal.

A través de las macromanzanas se apuntará a disminuir en un 50 por ciento los niveles de contaminación sonora, un 97 por ciento las emisiones de CO2 y un 18 por ciento las temperaturas extremas.

La ampliación de los espacios verdes y del arbolado favorecerán además la captación de agua de lluvia.

Otra de las medidas previstas se propone como objetivo reducir el impacto que generan los vehículos que se desplazan por las autopistas Perito Moreno, Dellepiane y 25 de Mayo, para lo cual se plantarán 40 mil árboles de distintas especies en el marco de una iniciativa que se llamará Autopistas Verdes.

Fuente: La Capital de Rosario