Denuncian que con el Consenso Fiscal los Municipios Argentinos perderán más de $2.300 millones

El dirigente sindical de los municipales, Claudio Leoni, reclamó la reacción de los Intendentes. 

En diálogo con Argentina Municipal, el dirigente gremial, advirtió sobre el impacto económico que tendrá en las finanzas municipales de todo el país el Consenso Fiscal que los Gobernadores firmaron con el Presidente Macri y que fuera aprobado por el Congreso Nacional como también por varias legislaturas provinciales. 

Se trata de un recorte por más de $2.300 millones para todos los Municipios del país, con excepción de la Provincia de Buenos Aires. De acuerdo a la letra del Consenso Fiscal, la compensación que reciben las provincias por la eliminación del Fondo del Conurbano y el fin del reparto del Impuesto al Cheque, asciende a unos $16.000 millones, los cuales no podrán ser distribuídos entre los municipios, a diferencia de lo que sucedía con el esquema anterior.

No obstante, la normativa del Pacto Fiscal otorga destinos determinados a esos fondos. “La compensación será administrada por cada jurisdicción y se destinará a inversiones en infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, productiva, de vivienda o vial en sus ámbitos urbanos o rurales”, afirma el inciso del acuerdo. De esta forma, queda teóricamente eximida de la coparticipación a Municipios. Para Leoni, los gobernadores le entregaron discrecionalidad al gobierno central y se aseguraron para ellos las mismas facultades para con los gobiernos locales de sus provincias.

El monto que perderán los Municipios implica incrementar el déficit consolidado de los Estados Municipales Argentinos en un 23%, según los datos del Observatorio Fiscal Federal para valores tomados a fines del 2016. 

“Si los Intendentes que levantan la voz en reclamo de la Autonomía Municipal, lo hicieran en defensa de los recursos de sus pueblos y ciudades, este golpe a las finanzas municipales no ocurriría” aseguró el sindicalista.

“Esto es parte del Modelo Económico que instrumenta el Gobierno Nacional, pues más allá de la asistencia que les brinda a los Intendentes aliados, para mantener su poder político, esto siempre lo pagan los sectores más vulnerables de nuestras localidades, con la pérdida de los servicios y la ausencia del Estado Local para asistirlos y obviamente también sus trabajadores”.

Claudio Leoni, del gremio municipal e integrante de la Corriente Federal de Trabajadores, dijo que esto es parte del “modelo de ajuste”; y que las leyes de Responsabilidad Fiscal y Reforma Tributaria que impulsó el Gobierno Nacional, serán nefastas para los Municipios y los trabajadores del sector. ”Parece que los funcionarios políticos de los municipios no reaccionan”. La caída de los recursos de distribución por el Fondo Federal Solidario (Reducción de Impuesto por Exportación de Soja) pasarán del 35% vigente en el 2015, a 18% en el 2020, lo que implica una masa de fondos extraordinaria que se traslada de las arcas municipales a las empresas exportadoras y los pooles de siembra.

Además de advertir que se cercenan derechos recaudatorios a los municipios y se atenta contra las autonomías provinciales y municipales, Leoni también denunció que la Reforma Fiscal y Tributaria generará pérdidas de puestos de trabajo, flexibilización laboral, reducción del poder adquisitivo del salario, congelamiento de vacantes, programas de retiros para el personal municipal y jubilaciones anticipadas.

Asimismo el Secretario General de FESTRAM Santa Fe, advirtió que “si los dirigentes políticos que están más cerca de los problemas de la gente no reaccionan frente a estas transferencias de recursos de la mayoría de la población hacia las corporaciones económicas, los trabajadores municipales resistiremos el ajuste a lo largo y a lo ancho del país”

Por último, Leoni convocó a los Intendentes a generar un acuerdo con los gremios municipales y otros actores locales, para defender los intereses de sus comunidades y de sus trabajadores.