Iguacel no afloja

El secretario de Energía volvió a justificar el aumento de las tarifas de gas por la herencia recibida. Aseguró además que el precio del insumo siempre estuvo dolarizado.

El secretario de Energía volvió a justificar el aumento de las tarifas de gas por la herencia recibida. Aseguró además que el precio del insumo siempre estuvo dolarizado. Sin mencionar que el proyecto de Vaca Muerta fue impulsado por la administración anterior, a la que acusó de haber legado “un desastre”, adelantó que a partir del año próximo habrá una “tarifa plana”.

Poco antes de la conferencia de prensa vespertina, el ministro de Energía Javier Iguacel había defendido el pago extra y retroactivo a las distribuidoras y había minimizado la denuncia presentada por la mañana por el fiscal federal Guillermo Marijuan. El funcionario subrayó que el resarcimiento de 10 mil millones de pesos que dispuso el Gobierno nacional está contemplado por ley y que de no haberse aplicado “habrían llovido juicios” al Estado. “En la a ley está claro que el productor tiene el derecho por el contrato y la distribuidora tiene el traslado. Nos hubieran llovido los juicios”, resaltó en una entrevista con Radio Mitre.

Iguacel apeló a la “marcada variación del tipo de cambio” para explicar el monto extra que impactará en las facturas de los usuarios desde enero. “Lo que pasó fue que los productores le facturaron en pesos a las distribuidoras montos que los distribuidores no le refacturaron a los usuarios”, alegó el ministro, quien además intentó deslindar de responsabilidad a las distribuidoras: “Lo que dice la ley de gas es que no es un problema del distribuidor, el distribuidor compra y le traslada eso al usuario. Y no puede ganar o perder con eso”.

En consecuencia, Iguacel afirmó que la reglamentación establece que esa “refacturación” pueda trasladarse al usuario en los próximos seis meses. “Lo que tratamos de hacer para morigerar la situación, es que se pueda hacer en veinticuatro meses”, precisó. .

Luego, volvió a la carga con el discurso de la herencia recibida. “Vivimos una fiesta en donde nos consumimos todo y ahora estamos pagando las consecuencias”, advirtió, y destacó que en invierno “se gastó cuatro o cinco veces más que en verano en promedio”.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, por su parte, tras la denuncia de Marijuan había reconocido la posibilidad de dialogar con la oposición. “Somos conscientes de lo que duele esto en el bolsillo de la gente. Estamos más que abiertos a discutir con dirigentes de la oposición medidas que puedan amortiguar este impacto en el bolsillo de la gente y se respete un Presupuesto con equilibrio”, afirmó el titular de la cartera política.

Fuente: Página 12