Instalaron 22 bombas solares de agua en la Puna

Los artefactos benefician a productores norteños, quienes pueden conectar los pozos con sus unidades productivas.

Los artefactos benefician a productores norteños, quienes pueden conectar los pozos con sus unidades productivas.

La instalación de bombas solares para extracción y almacenamiento de agua benefició a 22 familias de Cochinoca y Rinconada, con una inversión superior al millón de pesos. El trabajo lleva tres años y permite acceder al líquido para uso familiar y del ganado, y aún se gestiona financiamiento para otras 76 bombas que se requieren.

Se trata de un trabajo que se inició midiendo el terreno, de modo de calcular la dimensión de las bombas de agua, y se centraron en distritos y comunidades de los departamentos de Rinconada y Cochinoca. “Se instalaron 22 bombas solares hasta el momento con una inversión de 1.039.000 pesos”, explicó la técnica de la Subsecretaría de Agricultura Familiar, Claudia Oviedo.

Debido a que los pozos están muy cerca de la vivienda, las bombas instaladas permiten mejorar las condiciones de la casa por el acceso al agua, siendo el principal objetivo la producción ganadera con la idea de mejorar el índice productivo.

“Veíamos como buena alternativa las bombas solares debido a las condiciones de la región Puna, y hasta ahora han dado resultado, han soportado granizo, el invierno, son las primeras bombas solares que se instalan”, precisó Oviedo.

Explicó que la Subsecretaría de Agricultura Familiar que brinda la asistencia técnica y asesoramiento a las comunidades y a las ong para determinar el tipo de equipo, siendo ésta la única institución que está instalándolos

La obra está planteada con bombas solares, mangueras, tanques de reserva y bebederos, como parte de proyectos productivos que se materializaron con fondos de Ley Ovina, Caprina, y de fundaciones internacionales Humedales y Dreyfus. Supone la extracción de agua, conducción y almacenamiento en tinacos de alrededor de 2750 litros, de modo que tengan almacenamiento para varios días del agua obtenida, que permitirá a la gente subsistir a la sequía.

Aunque aún no se inició el proceso de evaluación porque el año pasado se terminaron de instalar las bombas, ya que se prevé evaluar cómo impacto en el aspecto productivo porque los ubicaron en la zona que en 2017 padeció de sequía. No obstante, en base al impulso de la instalación de equipos de bombeo solar, como tecnología innovadora, aseguró que hasta ahora dieron buenos resultados.

Llegaron con ello a 22 grupos familiares de distintas comunidades aborígenes, Carahuasi y Ciénego Grande del departamento de Rinconada; y en el norte de Cochinoca en Muñayoc, Casa Colorada, y Tinate. Hasta entonces tenían acceso al agua mediante pozos a balde pero con una disponibilidad limitada, ya que las mujeres suelen estar a cargo de las unidades productivas, cuyo trabajo es bastante arduo porque tienen un promedio de 200 ovejas.

Desde la Subsecretaría de Agricultura Familiar realizaron los proyectos de acuerdo a las necesidades que priorizan en las comunidades, ya que la mayoría opta por agua tanto para consumo familiar como para la producción ganadera, y la problemática que le sigue en demanda para lo cual hay escaso financiamiento. Los equipos solares tienen un costo de 100 mil pesos.

Otro factor es la mano de obra, que para ambos casos está a cargo de los productores como contraparte. En el caso de la bomba de agua pagan al instalador y también se capacitó a los pobladores, ya que supone un alto costo de entre 30 y 40 mil pesos, por lo que piden subsidios.

Fuente: El Tribuno