“Las pymes son las que peor están viviendo la crisis”

Lo advirtió el contador Álvaro Pérez. Aseguró que estamos peor que en el 2001.

Lo advirtió el contador Álvaro Pérez. Aseguró que estamos peor que en el 2001.

Dólar e inflación altos, tasas de interés por las nubes y ningún atisbo de recuperación. La crisis económica golpea fuerte al sector productivo y las pymes son las que están pagando el mayor costo, según lo advirtió el contador y especialista en finanzas Álvaro Pérez.

“El sistema bancario está estrellando a las pyme. El sistema bancario, que es el vaso conductor de la política monetaria del país, en donde la suba de los encajes, la tasa de interés y la liquidez que tiene el sistema financiero, está haciendo que las pymes se peguen un golpe. Es terrible la cantidad de cheques rechazados que hay”, aseguró el también asesor de la consultora Finex.

Una cosa que le preocupa y advierte es que si mañana florece la economía, las pymes que tienen muchos cheques rechazados sufrirán la poscrisis. “Si mañana comienza a andar todo bien y una pyme quiere un crédito para comprar vehículos, no lo podrá sacar por los cheques rechazados que tuvo. No se están viendo los efectos de esta crisis, va a tener una cola muy larga. El 2001 no fue así”, aseguró.

Álvaro Pérez fue insistente al apuntar que en 2001 eran distintas las condiciones y, por ende, se salió más rápido. El panorama era crítico, pero no tanto.

“Esta crisis es peor que la de 2001, por la composición de la crisis. En 2001 tenías un desempleo del 30%, tenías gasto público que no era el que es hoy, con una composición del gasto público que no tenía planes sociales, con lo cual vos le dabas plata a los desempleados y traccionabas. Además había otra cultura del trabajo. Todo eso ahora no hay”, afirmó.

Y señala que esta crisis no viene de ahora, sino que viene desde 2011. El tema es que se profundizó por “la presión sindical, la caída de la rentabilidad de las empresas, la degradación del sistema productivo y comercial. Todo esto es una constante que Macri no pudo cambiar, Macri terminó siendo la continuidad de la situación Argentina”.

Siguiendo con un análisis más puntual de la realidad de los números de la economía, destaca que “en la faceta macroeconómica está mejor el país. No hay que ser injustos, desde octubre uno tiene una balanza comercial positiva, recibís más dólares de los que se van”.

Otro punto que reconoce es la búsqueda del déficit cero que tanto anhela el Gobierno nacional. “El déficit cero o casi cero es una gran noticia. En Bolivia tenemos 8 por ciento de déficit, Brasil tiene 9%. Y si Argentina tendría cero, sale victorioso”, augura. Al tiempo que destacó que con un déficit cero se puede mirar el horizonte de otra forma.

También destacó que la Argentino tiene que dejar de lado la fiebre por el valor del dólar, porque vivimos en una economía pesificada.

Fuente: El Tribuno