Periodismo de clase: los consejos de La Nación para despedir gente

El diario de los Mitre publicó un artículo destinado a sus lectores ABC1, con el espíriu del ajuste y la mirada de una oficina de recursos humanos. 

El diario de los Mitre publicó un artículo destinado a sus lectores ABC1, con el espíriu del ajuste y la mirada de una oficina de recursos humanos.

“Qué tener en cuenta a la hora de despedir”, es el título de la nota técnica que publicó este domingo el diario La Nación, en una demostración más de su perfil de medio creado y orientado a la clase empresaria y oligárquico ganadera del país.

La nota, firmada por el especialista y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella Andrés Hatum, es un compendio de tips destinados a echar empleados sin “provocar desaliento”.

“El despido precipita a la persona a una crisis”, subraya el autor y reclama a los empleadores “imponer la realidad y que la persona (el despedido, nunca el despedidor) entienda qué pasa”.

“Para el jefe, dar la noticia de un despido es duro y difícil”, señala la nota, que intenta darle un costado humano a la eliminación de personal, al hecho concreto de dejar a alguien sin el ingreso mensual que le permite llevar comida a su familia.

Algunos de los consejos inlcuidos para echar a un asalariado son los siguientes:

* “En los primeros minutos de la entrevista hay que comunicar que la relación laboral ha cesado”.

* “Cuidado con los mensajes esquizofrénicos que se dan”.

* “Sinceridad y franqueza es clave”, apunta y luego baja a la tierra de la sensatez: “Y legalmente baja los costos”.

* “Anticipar un despido y no ejecutrarlo puede generar situaciones donde, curiosamente, la persona se enferme. Si eso sucediera, le correspondería hasta un año de sueldo”.

Quizá La Nación esté anticipando algún nuevo ajuste en su planta, quizá se trata solamente de otro episodio de su militancia por los derechos de la patronal.

Sea como fuere, lo importante, como apunta el artículo en su cierre, es que “hay que recordar que en el momento de la desvinculación la persona a ser despedida se fija en la cuantía del paquete que se va a llevar”. Siempre insaciable el trabajador argentino.

Fuente: InfoNews