Los municipios del sur cordobés advierten una fuerte caída en la recaudación de impuestos

Los intendentes alertan sobre un panorama difícil para los próximos meses. En Charras rige la emergencia económica. En promedio, el cobro por tasas comunales no supera el 50%.

Los intendentes alertan sobre un panorama difícil para los próximos meses. En Charras rige la emergencia económica. En promedio, el cobro por tasas comunales no supera el 50%. En Ucacha, Héctor Jaime apenas llega al 42% y el gobierno local teme volver a tener inconvenientes para abonar los sueldos
En la reducción del porcentaje de recaudación por impuestos los municipios comienzan a sentir el impacto de la crisis económica, sumado a ello algunas administraciones advierten recortes en los fondos coparticipables, lo que obliga a replantear el plan de gobierno y parar obras para priorizar el pago de salarios y brindar asistencia social.

Desde hace ya unos meses varios intendentes vienen advirtiendo de esta situación que en mayo se profundizó, cuando a la hora de evaluar porcentajes de cobro de tasas municipales observaron una drástica caída, con   cifras que no superan el 50% del total.

Ejemplo de esta situación es la medida adoptada hace ya casi dos meses por el intendente de Charras al declarar la emergencia económica. Ahora se sumó la preocupación de su par de Ucacha, Héctor Jaime, quien precisó que la recaudación, de tener un promedio del 52%, cayó al 40 %.

Mientras tanto, en otras intendencias de la zona las cifras son similares. “Vienen meses difíciles”, advirtieron los intendentes que, como medida inmediata, bajan ritmo a las obras que vienen ejecutando y hasta paralizan aquellas que no contemplan servicios esenciales. “Lo primero es cumplir con el pago de sueldos de los trabajadores municipales, que son erogaciones muy grandes”, insistieron.

Preocupación en Ucacha

Héctor Jaime, intendente de Ucacha, resaltó con preocupación una seria caída en la recaudación por cobro de impuestos, que descendió del 52% al 40%, baja que, de pronunciarse aún más en los próximos meses, significaría un fuerte impacto en los ingresos de las arcas municipales.

“Vemos con preocupación los meses que vienen -señaló Jaime-. Es una caída muy drástica. Tal vez los vecinos priorizan otros pagos y dejan para el final, si se puede, los tributos y esto nos complica bastante”, sostuvo con preocupación el intendente.

“No queremos brindar un discurso tremendista pero sí alertamos de la situación, pedimos a los contribuyentes que traten de ponerse al día y advertimos porque surgirán problemas y no queremos que sea luego una sorpresa”, concluyó el intendente en declaraciones a FM Vox Ucacha.

Al tiempo que admitió que  habían conformado un fondo para eventualidades y que ante la baja en la recaudación debieron utilizar esas partidas.

“En la medida de nuestras posibilidades, mantenemos las obras que hemos iniciado e incorporamos maquinaria que necesita el Municipio para brindar los servicios básicos, pero es un tema que nos preocupa, y mucho. Más si pensamos que necesitamos $ 2 millones por mes para hacer frente al pago de los sueldos de los trabajadores municipales”, detalló Jaime.

A poco de asumir, el intendente de Ucacha afrontó una fuerte crisis económica que hasta lo obligó a recibir recursos en préstamos del Municipio de Bengolea.

Fueron varios meses de protestas y paro de los municipales.

El año pasado se comenzó, luego de salir de la emergencia económica, administrativa y financiera, con una situación económica municipal estable, lo que permitió afrontar los egresos de los primeros meses. Luego del fallo que condenó el pago de un juicio por mala praxis por el Hospital Municipal y para salvaguardar los recursos que se habían obtenido es que se solicitó nuevamente la emergencia económica en esta localidad.

Igual situación

De un relevamiento realizado por PUNTAL en municipios de la zona surgen pocas variables en cuanto al porcentaje de cobranza de impuestos municipales y tasas. En Las Perdices, Berrotarán, General Cabrera y Carnerillo ese porcentaje oscila entre un 50 y 55%.

En Huinca Renancó, desde el área de Finanzas municipal aseguraron que las partidas de la coparticipación de los últimos meses se vieron recortadas hasta un 30%. “Son todas pequeñas reducciones que hacen que se cuente con menos fondos para afrontar los mismos problemas. Aún más porque los gastos son cada vez más abultados”, sentenció días atrás el contador Germán Hernández.

Frenan obras

Marcelo Migliore, intendente de Charras, también manifestó que vienen meses críticos habida cuenta del resultado de la cosecha actual, que registrará una merma significativa en la cantidad de maní que procesará la empresa más importante de esta localidad, en la que se emplean unas 200 familias directa o indirectamente.

“Menos maní significa menos trabajo y menos movimiento en el pueblo, ya lo estamos notando, por ello estamos haciendo recortes y tratando de ayudar como podemos a los vecinos, estamos preocupados haciendo frente a lo que viene”, opinó Migliore.

Fuente: Puntal