Un paseo por los parques de Patagonia

Los históricos parques nacionales de la Patagonia andina, los marino-costeros vinculados a la Ruta Azul en la Patagonia atlántica, se preparan para recibir a los visitantes en esta temporada estival.

Llegaron las vacaciones de verano y los históricos parques nacionales de la Patagonia andina, los marino-costeros vinculados a la Ruta Azul en la Patagonia atlántica, se preparan para recibir a los visitantes en esta temporada estival.

El 2017 fue designado por la ONU como el “Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo”. Con el gran desafío de consolidarse como aulas de educación ambiental para los visitantes, las áreas naturales se suman a esta celebración mundial para contribuir integralmente con los pilares de la sostenibilidad en los planos económico, social y ambiental.

Lanín, Los Arrayanes, Nahuel Huapi, Monte León, Bosques Petrificados, Marino Costero e Isla Pingüino ofrecen diversos ecosistemas para vivir una nueva experiencia en la naturaleza en Patagonia. Turismo responsable, amigable con el ambiente y enfocado en el respeto a las culturas locales.

El primer Parque Interjurisdiccional creado en la Argentina, se vincula a la localidad de Camarones, en la costa atlántica del Chubut: Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral. De manejo conjunto entre Parques Nacionales y la Provincia del Chubut, tiene a la ruta nacional Nº 3 como eje vial que lo comunica con dos grandes ciudades vecinas: Trelew al norte y Comodoro Rivadavia, al sur.

A diferencia de otras reservas, ésta protege una porción de mar, una de tierra y un conjunto de sesenta islas e islotes.

La reserva faunística Cabo Dos Bahías y su emblemática pingüinera son el principal atractivo del parque, que se complementa con el pueblo alguero de Bahía Bustamante, a unos cien kilómetros al sur, por una ruta de ripio que bordea esta zona agreste del Golfo San Jorge. Ese es el “corazón del parque”: más de 60 islas e islotes, bahías y caletas, albergan los apostaderos de fauna que renuevan la vida año tras año.

Los parques interjurisdiccionales marino-costeros integran el corredor turístico denominado “Ruta Azul”, que desde Camarones hacia el sur permite ir conociendo las historias de ciudades, pueblos y parajes de la antigua Patagonia marítima.

En esa travesía vial, que alterna paisajes de costa y estepa, se pueden conocer áreas protegidas nacionales como el Parque Nacional Bosques Petrificados de Jaramillo, con sus impactantes árboles de piedra; el Parque Interjurisdiccional Isla Pingüino, eminentemente náutico y en cuya abundante observación de fauna destaca una especial colonia del pingüino de penacho amarillo.

Finalmente, el Parque Nacional Monte León se encuentra al sur de Comandante Luis Piedrabuena y Puerto Santa Cruz. Cuenta con un campamento agreste en el sector costero dotado de sanitarios, mientras que el casco de la ex Estancia Monte León funciona como hostería, y en las localidades de Luis Piedrabuena y Puerto Santa Cruz hay hoteles, hosterías, cabañas de alquiler, campamentos organizados, restaurantes, proveedurías y estaciones de servicio.

Entre sus atractivos, el que le da su nombre es el mirador Cabeza del León, que se encuentra en el camino de acceso a la costa, donde se puede apreciar la particular geoforma que se asemeja a un león o a una esfinge. Asimismo contiene un sendero a la Pingüinera, desde allí se puede obtener una excelente vista panorámica de toda la colonia. También se puede disfrutar de las playas, que nacen al pie de los acantilados, donde es posible descansar y caminar.

Cabe destacar que la entrada es gratuita y que permanece abierto al público desde el 1 de noviembre al 30 de abril.

En la Patagonia Andina, de norte a sur por la Ruta 40 se puede recorrer el famoso tramo conocido como la Ruta de los Siete Lagos, que conecta a los tres parques nacionales andinos de Neuquén y Rio Negro: Lanín, Los Arrayanes y Nahuel Huapi.

El Parque Nacional Lanín está ubicado al suroeste de la provincia de Neuquén y sus tres zonas (Sur, Centro y Norte) proponen diversas actividades vinculadas a los pobladores y a las comunidades mapuches. Las culturas y la historia de cada paraje acompañan al visitante en su travesía desde el circuito turístico del Lago Lacar (con base en San Martín de los Andes) hasta las tres cuencas lacustres vinculadas a Aluminé (Quillén, Rucachoroy y Norquinco), pasando por la zona de influencia de Junín de los Andes: en el acceso a los lagos Huechulafquen y Paimún, o en el área de Tromen, base operativa para ascender al volcán Lanín.

Los caminos de ripio que cruzan toda el área protegida conducen a distintos sitios atractivos como el Escorial, las termas de Lahuén Co, el lago Tromen al pie del volcán Lanín y el lago Rucachoroi. Los senderos para hacer trekking son numerosos y variados.

En tanto, Los Arrayanes, cercano a Villa La Angostura. Considerado un emblema, cubre cerca de 20 hectáreas, y representa un paisaje único en el mundo y después del glaciar Perito Moreno es una de las caras más conocidas de la Patagonia.

Ofrece uno de los senderos más visitados de toda la Patagonia. El mismo recorrer la península, aproximadamente 10 kilómetros, que lleva desde el comienzo del Parque en el istmo de Quetrihué, hasta su extremo donde se encuentran el punto panorámico, sanitarios, bar y puerto, al cual puede accederse vía lacustre desde Villa la Angostura o Bariloche. La travesía puede realizarse también a pie o en bicicleta, siendo de peculiar atractivo tanto para amantes del trekking como para toda la familia.

Recomendamos para aquellos que deseen realizarla que deben comenzar temprano para poder regresar antes de que anochezca debido a que la misma dura varias horas.

El lago Nahuel Huapi es el centro de un enorme parque homónimo, cuya cabecera es la ciudad de San Carlos de Bariloche. Miles de alternativas se ofrecen en esta área protegida para el visitante: montañismo, excursiones náuticas, senderismo, camping, cabalgatas, rafting, etc.

Los paseos náuticos por el lago Nahuel Huapi permiten conocer dos hitos de la historia local: la Isla Victoria, con su trayectoria de investigaciones forestales y Puerto Blest, el sitio exacto donde hace 113 años nacieron los parques nacionales.

Dentro del área protegida se encuentran numerosas zonas de acampe libre y organizado, hoteles, hosterías, cabañas y bungalows; y se desarrollan diversas actividades turístico-recreativas, entre las que destacan campamentismo, turismo de estancia; navegación en diversas modalidades; kayak; canotaje; trekking; rafting; buceo; cabalgatas; excursiones en bicicleta; escalada en roca y en hielo; pesca deportiva, y caza de especies autorizadas.

EN EL CENTRO DEL PAIS

Por otro lado, muy cerca de los grandes centros urbanos como Buenos Aires, Córdoba y Rosario, tres parques nacionales ofrecen alternativas para un verano distinto: El Palmar, Pre Delta y Quebrada del Condorito son un buen complemento para las vacaciones a la hora de elegir una alternativa natural.

En Entre Ríos, el Parque Nacional El Palmar ofrece una de las muestras más importantes de los palmares de yatay y resguarda ecosistemas especiales de espinal, que prácticamente han desaparecido por el avance de las actividades agropecuarias.

En la misma provincia, sobre el Río Paraná, en el Parque Nacional Pre Delta los visitantes podrán recorrer los senderos y hacer uso de las zonas de estacionamiento, picnic y acampe.

En Córdoba, a 55 kilómetros de Carlos Paz, el Parque Nacional Quebrada del Condorito asegura la supervivencia de la población de cóndores. Por otro lado, la planicie de altura que es la Pampa de Achala obra como cabeza de cuenca que capta las precipitaciones que se escurren formando las nacientes de importantes ríos de Córdoba.

Fuente: El Patagónico