SanCor: el Ministerio de Trabajo convoca a las partes para el lunes

La intención de la cartera laboral es sentar en una misma mesa a directivos, sindicalistas y trabajadores para buscar alternativas. Estarían presentes también legisladores provinciales y el presidente comunal de Centeno

La intención de la cartera laboral es sentar en una misma mesa a directivos, sindicalistas y trabajadores para buscar alternativas. Estarían presentes también legisladores provinciales y el presidente comunal de Centeno

Por estos días, los cerca de 70 trabajadores de la planta de SanCor en Centeno, departamento San Jerónimo, desconocen cuál va a ser su futuro laboral en el mes de abril. Están suspendidos por 30 días desde finales de la semana pasada, y no tienen tampoco noticias ciertas respecto de qué es lo que planea hacer la cooperativa, luego de ese plazo.

“SanCor Cooperativas Unidas Ltda. reafirma que se encuentra trabajando en el desarrollo de diversas líneas de acción para afrontar de manera cabal los desafíos que se le presentan, en el proceso de reconversión y reestructuración iniciado tiempo atrás”, afirma el primer párrafo de un comunicado emitido por la empresa en las últimas horas.

Acto seguido, enuncia que “por razones de estricta confidencialidad y atento a la prudencia necesaria en el cierre de las distintas gestiones y negociaciones en marcha, desde la empresa no se ampliará información hasta que surjan definiciones al respecto”.

Mientras tanto, la incertidumbre reina en las localidades en donde la empresa tiene presencia, y se evidencia la falta de actividad o la reducción de la misma. Frente a dicho panorama, el Ministerio de Trabajo de la provincia decidió convocar al diálogo a las partes con la idea de encontrar en conjunto una salida para empleados y empresa.
“La idea es hacer una reunión que estamos tratando de materializar. Queremos convocar a las partes y ver cuál es la situación”, contó el ministro de Trabajo, Julio Genesini a Diario UNO.

En principio, el encuentro está pensado para el lunes, a las 11, en la sede local de la cartera laboral. Sin embargo, al cierre de esta edición no había confirmación de las partes respecto a la asistencia.
Genesini contó que a través de la convocatoria, el gobierno busca generar una mecánica de discusión y de trabajo en conjunto, que ayude a la contención en una situación de conflicto, y por otra parte, brindar un marco para la generación de ideas, propuestas, y alternativas como para superar esta coyuntura.

“Lo importante es generar una instancia de diálogo, está el compromiso del ministerio y se está trabajando en esa dirección”, reflejó el funcionario.

En ese orden de cosas, resaltó que existe una gran preocupación en el gobierno por lo que ocurre con SanCor y que se está trabajando en el tema porque “se trata de una cooperativa que nuclea a un sector importante, hace a toda la actividad y tiene una proyección importante en la región centro, y en el país”.

“Tenemos que hacer todos los esfuerzos para contribuir a que se reencauce la situación y pueda funcionar lo mejor posible y se mantenga en la actividad, creo que ese tiene que ser el objetivo”, indicó.

En ese sentido, resaltó que no se puede pensar en un escenario donde no haya continuidad de SanCor y manifestó: “En Santa Fe tenemos una experiencia de trabajo, sobre la base del diálogo social, donde todos los conflictos laborales de distinta naturaleza son tomados en conjunto, agotando todos los esfuerzos para resolverlo, y seguiremos actuando en este caso en esa dirección”.

Legisladores en Centeno
Este jueves por la mañana, integrantes de la comisión de Asuntos Laborales, Gremiales y Previsionales de la Cámara de Diputados de la provincia, estuvieron reunidos por espacio de dos horas con los trabajadores de la planta de Centeno.

En contacto con Diario UNO, el presidente de dicha comisión, Miguel Ángel Solís, señaló que “hay una gran preocupación porque los obreros están en con incertidumbre total, y nadie les informa nada”.
“No saben cuál va a ser su situación de ahora en más, ven que no está entrando leche, y están preocupados por sus fuentes de trabajo. Lo que queremos es que alguien aclare esta situación para que los trabajadores no tengan esa incertidumbre”, enfatizó.

Solís dijo que principalmente el objetivo del encuentro con los trabajadores fue ponerse al tanto de la situación de primera mano, y “evitar que una localidad como Centeno, de 3.500 habitantes, pierda su única fuente de trabajo”.

“Sería muy complejo para el pueblo”, manifestó e informó que por estos días se trabajará en la unificación de proyectos de comunicación y de declaración de varios legisladores que se encuentran atentos a la actual coyuntura de la empresa láctea.

Por último, el legislador resaltó la voluntad del Ministerio de Trabajo para actuar de oficio en el conflicto, y contó que también concurrirá a la sede laboral.

“Nosotros, como legisladores, también vamos a estar presentes, porque nos comprometimos con los trabajadores a acompañarlos en su lucha para que se garanticen sus puestos de trabajo”, reflejó el diputado que estuvo junto con sus pares Claudia Moyano, Verónica Benas, y Germán Baccarela.

Incertidumbre de trabajadores y de todo Centeno

Claudio Ordóñez hace 23 años que trabaja en la planta de SanCor en Centeno, y dice no recordar una crisis similar a la que está atravesando por estos meses la cooperativa. Desde este jueves, junto a sus compañeros aguarda en una carpa a la entrada del establecimiento noticias alentadoras respecto de su futuro.

“Siempre hubo algunos inconvenientes, pero lo que está pasando ahora no lo vivimos nunca, y la verdad es que pensé que nunca nos iba a tocar”, lamentó en contacto con Diario UNO.

Dijo además que la preocupación no es solo de los empleados, sino del pueblo en general porque la caída de la cooperativa “arrastra a todos”.

“Estamos en la puerta de la planta, y si bien no está tomada, y la ruta no está cortada, es todo materia de análisis. Nosotros vamos a ir viendo cómo se desarrolla todo, si en algún momento es necesario realizarlo se decidirá y analizará, pero no está descartado. Igualmente, lo que nosotros queremos es que la planta no se cierre y defender nuestras fuentes de trabajo”, manifestó.

“De los 65 empleados, hay solamente dos haciendo un trabajo de guardia, el resto está gozando de licencia. La preocupación es qué es lo que va a pasar después de estos 30 días”, agregó.

Fuente: Uno Santa fe