Con primicias: dijo que “nos endeudamos mucho”

Horas después de que el propio presidente Mauricio Macri pidiera "dejar de endeudar el país" en un acto en Entre Ríos; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, continuó sincerando la política de toma de deuda de Cambiemos

Horas después de que el propio presidente Mauricio Macri pidiera “dejar de endeudar el país” en un acto en Entre Ríos; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, continuó sincerando la política de toma de deuda de Cambiemos —110.648 millones de dólares desde diciembre de 2015—  al indicar que “es obvio que estamos tomando más deuda de la que tenemos que tomar en el futuro”. Al mismo tiempo, Dujovne también reconoció la “política monetaria dura” que mantiene el Gobierno entre “dificultades que aparecen en la lucha antiinflacionaria” y la suba de tarifas.

En el cierre de una jornada organizada por la consultora Abeceb en el Yatch Club de Puerto Madero, Dujovne comenzó por reconocer un mérito en la herencia de la gestión kirchnerista, que describió como “el bajísimo endeudamiento del Estado, las familias y las empresas” para sincerar que “ahora es obvio que estamos tomando más deuda de la que tenemos que tomar en el futuro”, pero indicó que en la visión del Gobierno “no genera un problema de solvencia”.

“En 2020 se va a estabilizar el ratio de deuda-PBI en 38 puntos y va a ser muy menor que en otros países”, evaluó el ministro. Desde diciembre de 2015, el Gobierno emitió nueva deuda externa por 61.664 millones de dólares, equivalente a más del 10 por ciento del PBI argentino; y esa cifra llega a 110.648 millones de dólares si se le suma la renovación de vencimientos y la emisión de las provincias y las empresas, lo que deja a la Argentina en el tope del ranking de endeudamiento. “Es confiscar el futuro de nuestros hijos”, calificó la toma de deuda Macri horas antes en Entre Ríos.

Dujovne también calificó de “política monetaria dura” la convivencia de “ajuste de tarifas con el programa anti inflacionaria”, pero prometió que “esas tensiones van a ser visiblemente menores en unos meses”, al tiempo que se mantendrá la políticas de “ir bajando el peso del sector público en el PBI en relación al sector privado”.

En cuanto a la inflación en particular, el ministro reconoció las “dificultades que aparecen en la lucha antiinflacionaria” y aunque buscó matizar los malos resultados, admitió que en “2018 habrá subas de precios regulados”. Para 2019, pronosticó que “los precios se moverán en línea con la inflación”, mientras que las subas continuarán su ritmo ascendente en transporte, electricidad y gas.

Dujovne se hizo eco de la calificación de “ajustadores”, que pesa sobre el Gabinete de Cambiemos, pero propuso una mirada desde la teoría: “El Gobierno navega entre dos objetivos que son bajar impuestos y bajar déficit”. En el camino de achicar el gasto público, el ministro confió que “hay enormes chances” de que se aprueben en el Congreso antes de fin de año con el consenso de la oposición los proyectos de reforma tributaria, de responsabilidad fiscal y el Presupuesto 2018.

Fuetne: Página 12