Basura: una nueva empresa en Córdoba y pocos cambios en el servicio

Con un escueto discurso, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, anunció ayer la adjudicación del sistema de recolección de residuos.

Con un escueto discurso, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, anunció ayer la adjudicación del sistema de recolección de residuos.

Tal como había anticipado este diario, serán tres los prestadores: Lusa deja el norte y pasa al sur, Cotreco-Transporte Olivos (Tosa) va al norte, y se suma Solví-Caputo en el Centro.

Así se puso punto final al proceso que se inició en abril del año pasado y que desde octubre se venía tratando en la Secretaría de Servicios Públicos del municipio. En todo este tiempo hubo acusaciones cruzadas entre Cotreco y Solví-Caputo, amenazas de judicialización, pedido de estatización por parte del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac) y hasta corrió la versión de municipalización del servicio.

Pero en la última semana todo se fue encauzando. Con los pedidos de mejoras de ofertas, reuniones con las empresas y hasta con el sindicato, el proceso fue tomando fuerza para terminar en la adjudicación. En la mesa de negociaciones estuvo también otra licitación que se encuentra frenada en la Justicia: la del Complejo Ambiental Córdoba de Cormecor, donde Cotreco-Tosa también tienen puestas sus fichas.

“Es un día especial para nuestra gestión”, afirmó Mestre, al tiempo que confirmaba que el servicio se comenzará a implementar el 1° de octubre de este año.

“El proceso se realizó vía una licitación pública nacional e internacional. Significa que no hay más contrataciones directas, dando pasos en la transparencia”, añadió el intendente. “Hubo un mejoramiento de ofertas, lo que permitió una importante reducción del costo del servicio respecto al presupuesto oficial en 375 millones de pesos. Otro gran avance se da por competencia por comparación”, remarcó.

Ese fue uno de los puntos que más enfatizaron los funcionarios municipales, como el secretario de Economía, Hugo Romero. A mayo de 2017, el presupuesto que se informó para el contrato de ocho años era de 13,9 mil millones de pesos.

Según Romero, a octubre del año pasado –cuando se presentaron las ofertas económicas de las empresas– ese presupuesto se había actualizado a 15.357.064.832 pesos. Y con las mejoras que pidió el municipio, el precio que pusieron las empresas sumó 14.991.807.178 pesos. Así, la diferencia es de 375.257.653 pesos, un 2,44 por ciento por debajo de lo calculado por el municipio.

Zonas y empresas

Quiénes son las empresas

En la zona sur quedó Logística Urbana Sociedad Anónima (Lusa), que ya presta el servicio de recolección en el norte capitalino desde marzo de 2012. Es una empresa del grupo Romero, que también es dueño de Ersa, la concesionaria del transporte urbano de la ciudad.

En el área central –Centro, Nueva Córdoba y parte de Alberdi, Güemes y General Paz– quedó Solví-Caputo. Este consorcio operará con el nombre Logística Ambiental Mediterránea (LAM). Solví es del grupo brasileño Vega, mientras que Caputo fue hasta enero pasado propiedad de Nicolás Caputo, un empresario muy cercano al presidente, Mauricio Macri. Desde la empresa indicaron que Caputo se desprendió de su paquete accionario y hoy esa firma está controlada por la constructora TGLT, presidida por Federico Wiel.

En la zona norte operará Cotreco en sociedad con Transporte Olivos SA (Tosa), empresa del grupo español Urbaser. Al igual que Lusa, Cotreco está en Córdoba desde marzo de 2012, en la zona sur y centro.

El servicio

Las empresas concesionarias deben tomar los tres centros verdes que ya funcionan como “entes públicos” y la idea es sumar un par más, ya que debería incrementarse la cantidad de residuos recuperables con la extensión de la recolección diferenciada a toda la ciudad.

En ese sentido, al ser la zona 2 totalmente contenerizada, se deberán colocar 500 contenedores para que los vecinos arrojen allí los residuos secos.

Esos dispositivos también se deberán instalar en los cementerios, edificios públicos, CPC y escuelas.

El área central continuará con una frecuencia de dos veces por día, los siete días de la semana. También tendrá un servicio extra de “repaso” que pasará por avenidas y calles principales, según explicó el subsecretario de Higiene Urbana, Daniel Vercesi.

En las zonas 1 y 3, la recolección será seis veces a la semana, con retiro manual. La diferenciada será un día a la semana.

En villas de emergencias será una combinación entre manual y contenedores.

La recolección de poda y de escombros será gratuita para los vecinos, siempre que no superen los dos metros cúbicos o los mil kilogramos por recogida (en el caso de los restos de demolición).

Para solicitar el servicio, se deberá disponer de un número telefónico 0800.

Las claves del contrato

La quinta licitación desde 1986

En ese lapso, hubo dos casos fallidos.

1986, la primera. Fue lanzada por el entonces intendente Ramón Bautista Mestre, luego de un largo conflicto. La ganó Clima, la empresa conformada por el Grupo Roggio y por Hormas.

1998, repite Roggio. El Grupo Roggio ganó nuevamente la licitación en 1998, esta vez con Cliba. Cliba abandonó el servicio el 31 de enero de 2009 y, al día siguiente, se hizo cargo la flamante Córdoba Recicla Sociedad del Estado (Crese).

2009, fallida. Daniel Giacomino quiso licitar el servicio, pero terminó creando Crese.

2014, otra fallida. Fue el primer intento de la gestión de Ramón Mestre. Se la declaró desierta.

La cotización final fue de 14.991.807.178 pesos

Es la suma de las zonas con precios de octubre de 2018.

2,44% por debajo del presupuesto municipal actualizado a ese mes: $ 15.367.064.832 . Cotreco-Tosa cotizó $ 6.046.848.538; Solví-Caputo ofertó $ 2.846.876.946 y Lusa, $ 6.098.081.695.

Fuetne: La Voz